HISTORIA DEL FUTBOL RAPIDO.

El Fútbol Rápido es un deporte que creció aceleradamente en Estados Unidos y en México. Los antecedentes que le dieron origen nos permiten establecer un punto de partida para cimentar las bases de lo que esta disciplina deportiva es hoy.

Nacimiento; Antecedente Europeo

El Fútbol Rápido se inició en Europa en la última mitad de la década de los sesentas con el nombre de "Five a side" (fútbol cinco) practicado primeramente por los equipos profesionales de fútbol soccer. El crecimiento desmesurado de las ciudades de todo el mundo ha reducido los espacios libres para practicar actividades físico-recreativas, sobre todo si éstas se tienen que practicar en espacios muy grandes, como es el Fútbol Asociación, Béisbol, Fútbol Americano, Rugby, etc. En Europa, se unieron dos ideas y se anexaron espacios techados para la práctica deportiva durante las temporadas más extremosas del año, y así se desarrolló una novedosa actividad, parecida al Fútbol pero practicada en espacios mucho más pequeños. Los fanáticos del Fútbol encuentran que las pistas de hielo, donde se practica el Hockey, son el mejor lugar para poder seguir jugando Fútbol. En estas pistas, los jugadores encuentran una forma mucho más dinámica de jugar su deporte favorito, pues el balón rara vez abandona el terreno de juego y las paredes que rodean la pista alientan la creatividad en habilidades técnicas y tácticas de equipo. Así, algunos equipos profesionales de Fútbol Asociación de Europa las empezaron a usar, cubriéndola con una alfombra de pasto sintético, a fin de depurar sus habilidades. Más tarde esta variedad de Fútbol, al que los europeos llamaron “Five a Side”, se arraigo en el público en general y, poco a poco, fue creciendo su popularidad.

Esta modalidad de Fútbol creció de la mano con el hoy denominado Futsal, sólo que esta modalidad no utiliza bardas a diferencia del “Five a Side”. Las características del campo de juego del Futsal facilitan su crecimiento inicial, pues existen más áreas propias para practicar esta modalidad, es decir, gimnasios de duela y canchas al aire libre, con las dimensiones de una cancha de Basquetbol, mientras que, por otro lado, el número de pistas de Hockey, incluso en Europa, es mucho menor comparativamente.

Todavía cuando la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) celebró, en 1986, el torneo mundial oficial de Futsal, los países centro-europeos, fueron los que solicitaron que el evento contara con bardas, lo que hacía al juego más dinámico. Sin embargo, la mayoría de los asistentes al evento votó en contra de esta medida. Pasaría algún tiempo antes de que el Fútbol Rápido acrecentara su popularidad, expandiendo su influencia a América del Norte.

El Indoor Soccer Norteaméricano.

En 1972 esta actividad llega a los Estados Unidos en donde se comenzó a practicar con el nombre de "Indoor Soccer" debido a que se jugaba en interiores (indoors) a diferencia del Fútbol Soccer el cual se practicaba en exteriores (outdoors). Este deporte logra, al igual que en Europa central, una increíble popularidad. Esta popularidad obligó a los promotores norteamericanos a reglamentar el nuevo deporte, con la finalidad de unificar criterios e iniciar la liga profesional. El 10 de noviembre de 1977 nace la Major Indoor Soccer League (MISL) en la Ciudad de Nueva York, iniciando así el cambio ascendente del espectacular deporte en los Estados Unidos. Esta liga desapareció poco después y en 1993 se creó otra liga profesional en Estados Unidos, la "Continental Indoor Soccer League (CISL), ahora respaldada por los dueños de los equipos de Basquetbol de la National Basquetbol Association (NBA), situación que le auguraba un crecimiento más sólido.

Como deporte nuevo, el Indoor Soccer contaba con un número todavía reducido de practicantes, casi todos ellos, inmigrantes. El problema que enfrentó el Indoor Soccer norteamericano fue la falta de espectadores. Pocos en ese país entendían las reglas del deporte y aunque su popularidad se acrecentaba día a día, el público no asistía a los grandes foros del Basquetbol (lugares en donde se colocaron inicialmente estas canchas), pues no entendían totalmente el espectáculo que los promotores trataban de llevar a los foros norteamericanos. Además de esto, el pueblo norteamericano relacionó a este deporte con los inmigrantes latinos y asiáticos, por lo que su crecimiento quedo realmente limitado a este grupo minoritario.

El número de canchas para el Indoor Soccer era reducido y todas las canchas en las que se practicaban el Indoor Soccer profesional eran desmontables, a fin de que se ocupara el mismo espacio para entrenar o jugar Basquetbol, así que lo espectadores tenían pocas ocasiones para practicar el Fútbol Rápido. La gente aún no estaba lista para responder como habrían querido los dueños de los equipos y autoridades de la MISL. Como en Europa central, aunque por otras razones, el éxito del Indoor Soccer tendría que esperar, aunque esto no impidió que los más entusiastas de esta especialidad continuaran trabajando, aumentando considerablemente el número de aficionados.

En las escuelas elementales y secundarias, así como en las universidades, poco a poco se fueron exigiendo torneos de Fútbol Asociación. Aunado a este crecimiento paulatino, muchos jóvenes y padres de familia vieron que la mejor forma de obtener las habilidades para practicar el Fútbol (el llamado deporte del próximo siglo en los Estados Unidos) era en las canchas de Indoor Soccer, que lentamente iban surgiendo a todo lo largo del territorio de la Unión Americana.

Conformación de la Federación Internacional de Fútbol Rápido.

El Fútbol Rápido se vio como una rama del Fútbol Asociación, sin embargo tras el trabajo de mucha gente en varias partes del mundo, el Fútbol Rápido logró hacerse de su propia gente, de sus propios aficionados, de sus propios promotores, mismos que en 1992, se reunieron para hacer realidad el sueño largamente acariciado de constituirse como una Federación Internacional independiente, la Federación Internacional de Fútbol Rápido (la FIFRA), que fue protocolizada el día 22 de noviembre de 1992, en la ciudad de México, contando con tres Federaciones nacionales procedentes de Chile, Estados Unidos y México. En ese mismo año, se incorporaron a la FIFRA las federaciones nacionales de Portugal y Argentina.

A principio de los años ochenta esta actividad se populariza en Latinoamérica y en México. La Federación Nacional de Fútbol Rápido de México fue creada el 26 de enero de 1989 y fue admitida en la Confederación Deportiva Mexicana el 27 de junio de 1991.Esta modalidad de "Five a side" (fútbol cinco, con redondel o bandas de madera y pasto sintético) se desarrolla paralelamente con la de Fútbol de Salón (sin redondel ni pasto sintético) promovido por la FIFA, la cual determina en 1986 ajustar y estandarizar las reglas de juego. Como resultado de esta adecuación, se realiza un Mundial de Fútbol Cinco en Hungría en el que la FIFA determina, eliminar las "bandas" o redondel y establecer la reglamentación de este deporte como Fútbol de Salón (posteriormente Fustal) o Indoor Soccer.

Ante la determinación de la FIFA de eliminar los redondeles y no utilizar pasto sintético, se requirió de la separación formal del Fútbol Rápido del Fútbol Soccer y propició el nacimiento de una entidad reguladora del Fútbol Rápido Internacional, la cual se conforma el 22 de noviembre de 1992 con el nombre de Federación Internacional de Fútbol Rápido (FIFRA).

Antecedentes del Fútbol Rápido en México.

Ya entrada la década de los ochenta, un grupo de entusiastas mexicanos, tras una breve visita a los Estados Unidos, deciden probar suerte en tierra mexicana con la práctica del “Indoor Soccer”, al que bautizan como “FÚTBOL RÁPIDO” en español. En poco tiempo, este grupo logra aumentar la popularidad de este deporte en forma sorprendente, tan es así que, en muchos sentidos, el Fútbol Rápido mexicano tomó la iniciativa en el desarrollo de este deporte en el mundo.

Para iniciar con el proyecto, primero había que tener una cancha, pero a diferencia de las canchas en los Estados Unidos, éstas se podían colocar a la intemperie, pues los inviernos en México no son, por mucho, tan crudos como los de Europa o Estados Unidos. Desde sus primeros eventos, los promotores logran el apoyo de la Televisión para transmitir algunos juegos. El público, por lo tanto, pudo apreciar este deporte desde su hogar y la noticia de la llegada de este deporte, no tardó en extenderse, no sólo en la capital de la República, sino en gran parte del País.

Este fue el detonante ideal para el crecimiento del Fútbol Rápido en México. A diferencia de los Estados Unidos, México poseía ya un número muy grande de aficionados al Fútbol, que vieron con buen agrado el advenimiento de este deporte. El crecimiento en el número de practicantes y de canchas oficiales fue explosivo, al grado de que en muchas ciudades del país crecieron, sin organización y sin patrones bien establecidos, un sin número de canchas que, poco a poco, se han tenido que ir readaptando a las medidas y materiales oficiales.

El Fútbol Rápido en México, lejos de las ataduras que impone la sociedad norteamericana, creció no sólo entre los varones, sino entre los jóvenes y niños, así como entre las damas, los trabajadores, estudiantes, burócratas de todos los estratos de la sociedad que parecían estar esperando la llegada de un deporte fácil de practicar y que no quedara lejos de su centro de estudio, de trabajo o de su hogar. Las dimensiones de la cancha de Fútbol Rápido, permitieron llevar este deporte al vecindario, ahorrando a la gente largas travesías por la ciudad para llegar a los centros deportivos tradicionales.

En nuestro país, la primera instalación de Fútbol Rápido se coloca en la Sala de Armas en Febrero de 1989 en la que participaron en el primer Torneo los equipos (Lassers, Asteroides, Astros, Atlantis, Tornados, Cometas, Olímpicos y Rayo). La primera instalación fija de nuestro deporte se coloca en Av. Del Imán y Coscomate a un costado del Estadio Azteca, Distrito Federal también en 1989. A partir de esta fecha el crecimiento de instalaciones oficiales y no oficiales ha sido impresionante, algunas veces sin el control necesario, y se cuenta actualmente en el país con cerca de 2,000 canchas.

La primera Liga de Fútbol Rápido en México nace en 1989 en el Centro Rayo con el nombre de Liga Metropolitana de Fútbol Rápido integrada por doce equipos incluidos los pioneros Meave, Shuma y Birmark. Posteriormente se inicia en junio de 1993, el Circuito Profesional de Fútbol Rápido con los ocho equipos fundadores (Shuma, Perinorte, Rayo, Puebla, Real de San Luis, Veracruz, Michoacán y León 2000).

Conformación de la Federación Nacional de Fútbol Rápido.

Fútbol Rápido.

El 26 de enero de 1988 se constituye formalmente la Federación Nacional de Fútbol Rápido A.C. (FNFR A.C.), presidida por el Lic. Alejandro Bocardo Bretón.

El 27 de junio de 1991 la FNFR, A.C. logra su admisión en la Confederación Deportiva Mexicana (CODEME), órgano rector del deporte federado en México. Por lo tanto, al pertenecer a esta instancia, se le confieren legalmente las facultades para reglamentar, promover, difundir, estimular, organizar, patrocinar y dirigir toda clase de actividades encaminadas a desarrollar el Fútbol Rápido.

La activa participación de esta Federación en la organización de torneos hace que se establezca un vínculo importante con el máximo organismo deportivo del país, la Comisión Nacional del Deporte (CONADE).

A partir de 1990 se realiza el primer campeonato nacional varonil, y en 1991 se realiza el segundo, en ese mismo año se realiza el primer torneo internacional, con la asistencia de varios equipos norteamericanos en varias categorías. En 1992 se realiza el primer campeonato mundial de clubes.

Nace el Circuito Profesional con clubes como Meave, Shuma, Rayo, Don Bosco, Tecolapan y Perinorte Team, equipos que se ganaron a pulso la popularidad en México, ya que los partidos eran transmitidos por televisión.

Se incorpora el equipo de “La Raza” a la liga Continental Indoor Soccer League (CISL), logrando los títulos en 1995, 1996 y 2000, además de poner muy en alto el nombre de México.

En Noviembre de 1996, Se elige a la Sra. Guadalupe Flores Díaz Presidente de la Federación Nacional de Fútbol Rápido, A.C. El año de 1997 es crucial para la Federación porque propone nuevas actividades, motivo por el cual se llevó a cabo la 1ª Convención de trabajo, en Acapulco, Guerrero, la cual marcó el inicio del trabajo conjunto para estructurar el Fútbol Rápido a nivel Nacional. Como resultado de esta evaluación, se sientan las bases para la credencialización (Credencial Única Nacional) de los practicantes de este deporte en las canchas afiliadas.

Sin duda alguna, el evento más importante del Fútbol Rápido en nuestro país, en estos diez años, se llevó a cabo del 13 al 23 de noviembre, en la Ciudad de México, al realizarse el “1er Campeonato Mundial de Fútbol Rápido, México 1997”, que involucró a 12 países y, en el que, en una final muy apretada contra Estados Unidos, México se corona de la mano de Genoni Martínez, Marco López, Marco Antonio Coria, entre otros.

Este Campeonato Mundial sirve para que el Fútbol Rápido retome fuerza en México y así, en 1998, se consolida la estructura Federada cuando por primera vez, se realizan siete Campeonatos Nacionales (Infantil Menor, Infantil Mayor, Juvenil Menor, Juvenil Mayor, Sub-20, Primera Fuerza Varonil y Primera Fuerza Femenil) y se afilian 60,000 deportistas, colocando a éste deporte sólo abajo del Fútbol Asociación.

Este año es importante para el Circuito Profesional Mexicano, pues, por primera vez, se logra la participación de 16 clubes en las divisiones Premier y Metropolitana.

Gracias a la aceptación de este deporte, en 1998 se organiza el 1er torneo Pepsi GeneratioNext, que involucra a 60,000 estudiantes de primaria, secundaria y preparatoria. Sin duda alguna, este torneo es un parte aguas en los torneos de patrocinio nacional, ya que posteriormente surgen torneos de otras marcas, con estas mismas características.

Aunque sin el aval de la Federación Nacional de Fútbol Rápido, A. C. en 1998 inicia la Copa Sol de Fútbol Rápido y logra una importante participación de equipos de categoría libre a nivel Nacional.

Para el segundo torneo Pepsi GeneratioNext en 1999 se incorporan más de 70,000 estudiantes de toda la república mexicana y se involucran a 45 canchas oficiales de Fútbol Rápido afiliadas a la FNFR.

En el 2000, el torneo cambia de nombre y ahora es denominado Copa Pepsi 2000, el cual ya con 80,000 participantes a nivel nacional y ahora también en la rama femenil sin duda alguna se consolida como el torneo más grande de México.

En Noviembre de 2000 el Ing. Benjamín Lara Martínez es designado como Director de Modalidades del Fútbol Federación Mexicana de Fútbol Asociación, A. C.

En Noviembre de 2000, debido a un ordenamiento de FIFA y el cual adopta la Federación Mexicana de Fútbol Asociación, A. C. la mayoría de las canchas que se encontraban afiliadas a la FNFR deciden en conjunto afiliarse a la FMF, a través de la Comisión de Diversas Modalidades de Fútbol.

Para el año 2001 se cumple con un programa de Campeonatos Nacionales el cual involucro a 9 categorías y con lo cual se dan los primeros pasos en el marco federado, pero ya ahora a través de la FEMEXFUT. En este mismo año, se realiza la Copa Pepsi 2001, ya con el aval oficial de la Federación Mexicana de Fútbol Asociación, A. C. y a pesar de ser en las mismas categorías del torneo anterior, supera la participación la cual fue ahora de 90,000 estudiantes.

En 2002, por primera vez en la historia de Fútbol Rápido, las Asociaciones al corriente en su afiliación, tienen apoyo para la alimentación y hospedaje de sus equipos representativos en los Campeonatos Nacionales.

En el 2002 se realizan también 9 Campeonatos Nacionales donde se involucran categorías infantiles, juveniles y la libre en ambas ramas. Se da continuidad al circuito profesional, pero ahora se denomina “Máximo Circuito Nacional” el cual se regionaliza en las zonas “Centro” y “Golfo”. A diferencia de años anteriores, ahora en el 2002 los equipos son conformados por los dueños de las canchas y así se cumple con un importante objetivo, la proyección de los jugadores más destacados de las ligas afiliadas.

Durante la temporada 2002–2003 una importante cantidad de jugadores mexicanos participaron en la “Major Indoor Soccer League” de Estados Unidos, destacando Genoni Martínez y Marco López de Harrisburg Heat y Alejandro Cárdenas de San Diego Sockers, quienes fueron convocados al juego de estrellas en el mes de mayo del 2003, además de que Genoni Martínez fue considerado el mejor defensa de la liga en la temporada 2002-2003.

Para la temporada 2003–2004 se incorpora a la “Major Indoor Soccer League” el equipo profesional “La Furia”, equipo con sede en Monterrey y que juega en la “Arena Monterrey” con capacidad para 17,500 personas.

El equipo “La Furia” cuyo propietario es el empresario C. P. Álvaro Ordóñez, esta integrado con jugadores de experiencia como Genoni Martínez, Marco López, Octavio Pérez, además de varios jóvenes con mucho entusiasmo. Este equipo es nuestro actual representativo nacional ante la MISL y esperemos que tenga buenos resultados en esta temporada.

Este equipo profesional representa el escaparate para los jugadores afiliados más destacados a nivel Nacional.

Al 14 de Enero del 2004 oficialmente se tienen capturados en la base de datos de la Federación cerca de 18,000 afiliados.

Para este 2004 se tienen considerados 8 Campeonatos Nacionales de acuerdo al Programa de Actividades que contempla categorías infantiles, juveniles y libre; todos en ambas ramas.

Antecedentes Campeonatos Nacionales de Primera Fuerza Varonil 1997-2003.

Año Sede Campeón

1997 Hidalgo/Distrito Federal Virmac

1998 Jalisco/Distrito Federal Virmac

1999 San Luis Potosí/Distrito Federal Tigres

2000 Nuevo León/Distrito Federal Virmac

2001 Guerrero/Oaxaca

2002 Tabasco/Distrito Federal Virmac

2003 México, D. F. Charly

2004 Oaxaca Planetbol

2005 Acapulco

El 8 de Julio de 2002, si inauguran las instalaciones de fútbol rápido “La Cancha”, en esta ciudad de Celaya.